Cómo ser “el preferido” de tu gato

Muchas veces oigo cómo mis papis comentan que es curioso como cada uno de nosotros tiene su humano preferido. A sus amigos les comentan que nosotros les elegimos… y no van desencaminados…

Tenlo en cuenta si vas a adoptar un minino; es posible que cuando llegue a casa prefiera estar con otra persona…

Para que seas nuestro “preferido” no basta con que nos cojas en brazos; tienes que estar atento a nuestro lenguaje corporal: nuestros gestos, nuestras miradas y nuestros maullidos. Respeta nuestro espacio, no nos agobies ni intentes darnos mimos cuando no nos apetece.

Déjanos estar en tu habitación cuando te lo pidamos, danos golosinas, déjanos salir al balcón o al jardín; en definitiva: préstanos atención.

No se trata de una competición por ver a quien queremos más sino de ser nuestro compañero y amigo humano. Nosotros estaremos contigo siempre que queramos y si vemos que nos prestas la atención que necesitamos. Recuerda que es posible que contigo queramos estar por las noches y por las mañanas prefiramos estar solos o con otra persona. En cualquier caso siempre te querremos.

Anuncios